MENU PRINCIPAL HORIZONTAL

Bienestar Social abre el mayor complejo para dependientes de la Comunidad Valenciana

Las instalaciones están pensadas para albergar a 187 discapacitados intelectuales en varios edificios y tienen un coste de 7,3 millones

El centro de atención a la dependencia, como se ha bautizado el complejo para discapacitados de Callosa, se puso de largo ayer con la visita de la consellera de Bienestar Social, Angélica Such. Las instalaciones son las de mayor rango dentro de sus características de toda la Comunidad Valenciana, según reseñó el alcalde, Javier Pérez, ya que dentro de este mismo espacio existe una residencia, un centro de día, un centro ocupacional y una vivienda tutelada para dar servicios a los discapacitados intelectuales que acogerá.

La inauguración oficial se produjo casi un año después de su puesta en marcha, por lo que tanto empleados como usuarios ya se encontraban habituados al propio centro. No obstante, todavía queda pendiente que el edificio de talleres y la casa tutelada se abran para que el centro funcione a pleno rendimiento.

La Generalitat Valenciana ha invertido más de 7,3 millones de euros en las instalaciones, que disponen de más de 6.000 metros cuadrados con las mejoras técnicas más avanzadas. «El objetivo es cada persona que utilice este centro tenga su proyecto personal de mejorar su autonomía», explicó la consellera.

En la visita se pudo ver por dentro todas las dependencias como el cuarto de lavado y planchado, la cocina, el gimnasio con piscina climatizada y los diferentes habitáculos donde alrededor de un centenar de personas con discapacidades físicas o psíquicas asisten. Además, una de las novedades es la sala de estimulación multisensorial, a través de puestos informáticos y con la terapia con animales, para lo cual el centro cuenta con una mascota, un perro que habita en el patio del recinto.

Hay que tener en cuenta que el centro actúa como centro neurálgico para toda la Vega Baja ya que por servicios dispone de 60 plazas en la residencia, otras 40 para el centro de día y ochenta para el centro ocupacional. Además la vivienda tutelada tiene una capacidad para siete inquilinos.

La responsable del Consell valoró que esta distribución «favorece la atención personalizada y poder administrar un tratamiento específico a cada dependiente».

Angélica Such recordó que en la Vega Baja existen 2.172 plazas en cuarenta centros de diversa índole.

Por su parte, el alcalde agradeció la puesta en funcionamiento a todas las personas que han hecho realidad el proyecto, desde su aprobación por la ex consellera Alicia de Miguel hasta a los miembros de la Asociación de Discapacitados de Callosa (Adisca), en especial a la presidenta, Teresa Agulló, que realizó un breve discurso emocionada por los años de exigencias al Consistorio.

Por otra parte, una de las personas que asiste al centro de día también quiso contar al numeroso público el día a día que viven los usuarios que asisten, unas instalaciones que gestiona mediante una adjudicación el Grupo Castillo.

El regidor callosino no perdió la oportunidad para pedirle a la consellera de Bienestar Social una partida presupuestaria para que el centro ocupacional y la vivienda tutelada se pongan en marcha en breve.

Fuentes: La Verdad (Alicante)





Que te parece:

PAGINACIÓN EN ENTRADAS