MENU PRINCIPAL HORIZONTAL

Un pisito para la autonomía

image

  • Personas con discapacidad aprenden a valerse por sí mismas en una vivienda de Cogami en Mos.

 

  • Para el desarrollo personal y profesional de personas con discapacidad, Cogami lleva a cabo en Mos el programa "Escola do día a día". Los usuarios aprenden a llevar una vida normal y a independizarse poniendo en práctica en un piso una serie de actividades cotidianas que dos terapeutas ocupacionales se encargan de supervisar. Ya han participado en él 25 usuarios que tras compartir tareas del hogar han ganado autonomía en sus quehaceres.

 

Cocinan, limpian, friegan, hacen la compra y otras tareas domésticas de la vida cotidiana en su hogar de Mos, al que llaman "el pisito". Así es como usuarios de la Confederación Galega de Persoas con Discapacidade (Cogami) aprenden a independizarse al tiempo que adquieren habilidades personales de cara a una mayor inserción social y laboral.

 

Iván Pombo ya no hace vida en "el pisito", pero sí que formó parte de este programa de Cogami hasta hace poco y tiene claro de qué manera le ayudó: "La experiencia me sirvió para darme cuenta de que podía valerme por mí mismo y para quitarme algunos miedos que tenía en cuanto a llevar una vida independiente".

 

El periodo de estancia en "el pisito" varía de unos participantes a otros. "A cada uno le proponemos unos objetivos que cumplir y cuando vemos que los ha alcanzado consideramos que ha pasado con éxito el programa y entra otro usuario", explica Nuria Company, terapeuta ocupacional de Cogami. Además, la vivienda está adaptada para que personas en sillas de ruedas, como en el caso de Iván, puedan desplazarse por él y acceder a todos los lugares con total normalidad.

 

En el programa "Escola do día a día" participan una media de 18 usuarios con algún tipo de discapacidad, física o mental. Nuria Company y Verónica Castro, de Cogami, se encargan de explicarles el programa y de supervisar su desarrollo, tratando de intervenir lo menos posible. "El objetivo es que, aunque no todos puedan llevar una vida normal al cien por cien, al menos aprendan a desarrollar otros mecanismos compensatorios que les ayuden a tal fin", cuenta Nuria.

 

Además, esta iniciativa promueve el trabajo en equipo, el establecimiento de horarios y el reparto de tareas con el fin de que los usuarios adquieran habilidades personales indispensables para su inserción social y laboral. "Es muy importante el compañerismo" destaca Avelino Rojo, quién participa actualmente en el programa. Palabras como "ayuda", "respeto" y "convivencia" forman parte del vocabulario habitual de los compañeros que comparten experiencia en el piso".

 

Atención personalizada

 

El programa "Escola do día a día" lleva en marcha desde 1999 y se desarrolla todos los martes y jueves en una vivienda cedida por la Xunta a Cogami en Mos. Hasta el momento han participado unos 25 usuarios.

 

Cogami promueve además la atención personalizada entre sus usuarios. Precisamente, Iván Pombo, después de su experiencia en "el pisito" se está preparando para afrontar la selectividad y así poder estudiar Periodismo. Otro ejemplo es Rosa San Martín quién, con el apoyo de una profesora, escribe poemas que firma con el pseudónimo de Cuca Paloma. Talleres sobre sexualidad, de fotografía, de radio o de creación de cortometrajes son solo unos ejemplos más de las actividades que Cogami ofrece a sus usuarios.

 

Fuente: Diario de Vigo.es



Que te parece:

PAGINACIÓN EN ENTRADAS