MENU PRINCIPAL HORIZONTAL

Economía de fichas y niños…

image

 

Algunos de vosotros ya habréis oído hablar de las “economías de fichas”. Sí, es el cartel que utiliza “Súper Nany” en sus programas. Veamos que hay detrás de ellas:

 

La economía de fichas fue formalizada por T. Ayllon y N.H.Azrin en los años 70 del siglo pasado. Y digo “formalizada” porque ya anteriormente se utilizaba bajo otros parámetros.

 

Básicamente se trata de una técnica de modificación de conducta utilizada frecuentemente en ámbitos sociales, sanitarios y educativos. Esta técnica está basada en el condicionamiento operante. Término introducido por Skinner.

 

El condicionamiento operante se basa en la idea de que las personas tienden a realizar y repetir aquellas conductas que son reforzadas positivamente y disminuir aquellas conductas que tienen consecuencias negativas.  Por ejemplo, si un niño realiza determinada conducta, que puede ser dar un beso a su madre simplemente, y recibe por ello palabras de cariño, besos, abrazos (reforzadores sociales)…posiblemente el niño vuelva a repetir dicha conducta. Sin embargo, si al tirar un vaso de cristal al suelo su madre le regaña y le castiga sin ver sus dibujos animados preferidos, posiblemente tenga cuidado en no volver a tirar ningún objeto más (se generaliza la conducta a otros objetos que no sean únicamente un vaso).

 

Bajo la economía de fichas se intentará reforzar las conductas deseadas y se castigarán las no deseadas. Todo esto se hará a través de la recogida y retirada de fichas (gomets, plastilina, etc…) Para ello deberemos crear en una cartulina una tabla en la que deberemos añadir los siguientes conceptos:

 

  1. Conductas que queremos conseguir en el niño o el grupo de niños.
  2. Conductas que serán castigadas.
  3. Los reforzadores: Estos pueden ser materiales o sociales, y deben ser pactados entre el profesional y los niños.
  4. Cuantas fichas deberemos conseguir para alcanzar cada uno de los reforzadores: Este aspecto también debe ser pactado entre profesional y niño/s. Deberemos tener en cuenta que aquellas cosas más deseadas les deberá costar más conseguir. Por tanto, deberán conseguir más fichas.
  5. Cuantas fichas retiraremos por cada una de las conductas no deseadas: Este aspecto también debe ser pactado entre profesional y niño/s.

 

image

 

Cada vez que se produzca la conducta deseada, el profesional deberá dotar al niño de una ficha. Éste deberá colocarla en el panel desarrollado entre ambos. Cuando consiga las fichas necesarias para conseguir un reforzador se le deberá dar (se ha de pactar cuando puede gozar de cada uno de los reforzadores). Sin embargo, cuando se produzcan conductas no deseadas se le quitará las fichas pactadas. Por tanto, deberá esforzarse en volverla a conseguir.

 

Deberemos tener en cuenta que:

 

  • Al principio las fichas se deberán dar o quitar nada más producirse la conducta deseada o no deseada, respectivamente.
  • Posteriormente se puede demorar la entrega o retirada. Deberemos habituar al niño/s a la demora.
  • Finalmente, intentaremos cambiar las fichas por reforzadores sociales. No podemos pasarnos toda la vida con esta técnica. Tiene un costo grande en cuanto a tiempo se refiere.
  • El cartel deberá estar visible para el niño/s.
  • Se debe explicar por qué se dan o quitan fichas.
  • Puede ocurrir que durante los primeros días o semanas no tenga los efectos deseados. Entiendo que se debe ser flexible para producir los cambios necesarios.

 

Es importante que el niño/s sea parte importante en todo este proceso. Hacerle partícipe con decisión y responsabilidad propia. Todo esto hará que se involucre más con el proyecto. Una de las técnicas que se puede utilizar es la firma de un contrato entre las partes y darle la importancia que tiene.

 

Por último indicaros que estas dinámicas pueden acogerse a diferentes formas, modelos, etc… Es decir, lo que aquí he comentado hoy brevemente no es dogma de fe. Cada profesional deberá tener los recursos propios y necesarios para trabajar la circunstancia propia de cada caso.

Fuente: Therapí





Que te parece:

PAGINACIÓN EN ENTRADAS